ANUDAN EL CABO DE UNA CEREZA CON LA LENGUA

25 nov. 2010

DE MÁS


Nos preguntamos si nos ataríamos.
O si lo haríamos desatados.
Consideramos que no había diferencia.
Por las dudas escondí una tijera y una soga.
En el bosque.
Pero una de las dos está de más.








Foto: Jan Saudek, The Tiara, 1972.

22 nov. 2010

NO SUELTES


No sueltes tu muñeca para penetrarme.
Cada órgano es un órgano de penetración.
Mi esófago te anuda como un foulard,
mi estómago digiere tus fluidos,
mis intestinos se enroscan a tus piernas.
Que tu abrazo sea manco,
que tengas una sola axila.
Que tu infancia te observe
ejecutando sus insinuaciones.
Empapando sus articulaciones
limitadas.
Así es. Esto era el sexo.
Otra forma (inútil) de saciar el hambre.
Otra forma (inútil) de parar el tiempo.


Ella ya lo sabía. Ya se lo habías contado.
No hay muñeca en este mundo
que se tape los ojos.




Foto: Jan Saudek, The Doll, 1975.