ANUDAN EL CABO DE UNA CEREZA CON LA LENGUA

28 dic. 2009

COLGADA DEL TRAPECIO


Cada lunes, a las tres de la tarde,
cruza el umbral, me observa fijamente,
murmura: "Quiero a Alice".
Alice lo espera colgada del trapecio
para que él la descuelgue y la sostenga
sobre la ausencia de los próximos días.
Mientras desliza ese cuerpo frágil
hacia el suyo,
él apoya la boca en el sexo de Alice,
anhelante y expuesto
bajo la enorme camisa masculina.
Ella cierra los ojos. Lo toma de la nuca
echándose hacia atrás.
El cava, frota y excava
esa segunda boca vertical
que lo deja sin aire,
le borra los recuerdos,
lo declara inmortal y lo asesina.
Alice extiende las piernas,
las pecas infantiles de las piernas,
los brazos que son hélices.
Porque pide volar.
El comienza a girar
comiéndose a mordiscos
las convulsiones
tiernísimas y líquidas
de Alice.
Alice le marca la cara
con su agua bendita.
Él lame como un perro.
Él apenas puede respirar.
El pelo de Alice
es una cascada, una lluvia
de estrellas malhadadas
que solo caen los lunes
a las tres de la tarde.
De los talones de Alice caen esquirlas.
Han hecho un pacto de ansia desbocada,
un pacto de precario y salvaje dominio
que nadie sabe cuánto puede durar.
¿Quién se atreve a decir
cuánto duran los pactos?
¿Cuántos sepultureros viven
de enterrar vaticinios?
Los miramos flotar
en esa T demente
que extenúan y agotan
en el último cuarto.
El parte con los labios desbordados,
partidos y cargados de hermosura.
Alice duerme con el sexo vaciado,
pulido y preparado
para recomenzar su secreta floración.
Una semana exacta es lo que dura
la soledad de una vulva sin precio.
Los lunes Alice no cobra lo que ha dado.
No habla ni cuenta lo que le fue entregado.
No ríe ni juega a la crucifixión
hasta que vuelve a colgarse del trapecio.





Foto: Francesca Woodman

7 comentarios:

  1. Es increible esa sensación de flotar. El poema me hace flotar, casi puedo sentir las lenguas lamiendo como la de un perro. Sé que en el fondo eso ansiamos, que el lenguaje pueda rescatar algo de la sensación. Sublime. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Alice los lunes, NINA los viernes...

    ResponderEliminar
  3. Semejante pacto bien podría durar toda la vida. Sería una verdadera dulzura.

    ResponderEliminar
  4. Alice en el país de las maravillas.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno!
    Muy erótico.

    Saludos desde Mundo Aquilante

    ResponderEliminar
  6. Pulgarcito: La sola reminiscencia de un pulgar ya me estremece. Nadie lame como los perros. Sí, perseguimos los talones en fuga de la sensación. Un beso flotante.

    Ninoshka: Tenemos ganas de hacerte poema. Nina-poemable.

    Nana-Nicotina-Nana-de-Naná: Qué deleite tenerte. Ojalá durasen ciertos pactos. Ojalá este pacto durase. Veremos. Un mordisco no apto para no fumadores.

    Maia: Sí. Shhhhhhh. Alice in Wonderland. Alice in Neverland ... Maia streaming along the Babylon currents ...

    Mundo Aquilante-Inquietante: Ese perfil merece un palacio babilónico ...

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué don tienes para hacer visualizar, vibrar y sobre todo, sentir y hacer a tu lector transmutarse en los caracteres que magistralmente perfilas...! Abrazos

    ResponderEliminar

DAME TU LENGUA.