ANUDAN EL CABO DE UNA CEREZA CON LA LENGUA

22 dic. 2009

FLOTACIÓN Y APERTURA



El Sr. Florista
corta con mano experta el tallo
de los jazmines.
"Deben flotar con el agua al cuello".
"Se abren cuando los pétalos
se apoyan en el agua".
Como si no supiera.
Los jazmines flotan en mi pecera.
Orbitan en mi líquido. Quisieran naufragar.
Los jazmines soplan en mi pubis
sus tormentas.
Mi pubis no es precisamente angelical.
Paladea el temblor de los jazmines.
Los conduce hasta el bosque y se los come.

Tu mano experta debiera recortar
mi clítoris. Mi sede.
Sumergirlo en tu boca
que desboca
su enigmática y resuelta arquitectura.
Darle electricidad. Una lectura
exasperante y demencial de cada pliegue.
Nada de ternuritas.
Tomarlo de la nuca y masticar
hasta los ángulos que ya no se pueden,
que ya no se dejan sujetar.

Nada de sugerencias.
Los jazmines no tienen paciencia.
Quitame el tallo. Invitame a nadar.


Foto: Ralph Gibbons

12 comentarios:

  1. Cierto y certera. El cuerpo solo es electricidad. Y mejor si calla el alma.

    Un lengüetazo

    ResponderEliminar
  2. UF..
    me acabo de despertar sin acabar y me encendí.
    me parece que visitaré tu casa a diario.
    lástima no tener a diario un hombre al lado.
    saluti

    ResponderEliminar
  3. Este blog, sensual.. o sexual que acaba de nacer. Provocativo y tierno. Me encantan las fotografías, ha sido inspirador :)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta este blog
    Mucho
    Espero impaciente

    ResponderEliminar
  5. Llega aquí, al palacio del pecado, una humilde adoradora de jazmines, lista para flotar

    ResponderEliminar
  6. Los jazmines se prenden al paso de tu lectura. Su electricidad, la nuestra, compone una suerte de encendido navideño. El nacimiento proviene de sus aguas, y es motivo de celebración: que se hunda, que se muera un poco en sus vértices, en la sorpresa que muestra siempre el cortocircuito arrasador, por surgir renovado de esa inflexión.

    Elevo mi copa por todos los nacimientos que nos sucedan hoy, por las electricidades que contagias, por las aguas que nos bañen. Alzo mi copa para que las campanas de la misa del gallo nos encuentren celebrando con caricias, lenguas, con nuestros sexos en brindis íntimos. Por estos lares los jazmines reservan sus fuerzas para el verano, pero alzo la copa por que se abran todas las flores, se icen todos los tallos y broten las fuentes más recónditas.

    Qué delicia leerte!

    ResponderEliminar
  7. Es curioso que de siete comentarios, seis seamos mujeres. Podrían sacarse muchas conclusiones, pero, con textos tan increíbles casi seguro que sabemos por qué no pueden comentar los chicos: son tan hipócritas como esa iglesia que nos excomulga...¿o no será por eso? ah, qué mal pensad@s somos...

    ResponderEliminar
  8. .....Sobre el mantel de tu desnudez
    tus pechos
    faros de neón en la noche
    extiende su fluorescente luz
    iluminando esas letras pululantes, agitadas, nerviosas.
    Mi lengua caracolea en el rizado musgo de tu sexo......

    ResponderEliminar
  9. Trovador: Sigue errando, pero recuerda volver. Acepto y correspondo el lengüetazo, de gato.

    Nina: UF. UF. UF. Sí. ¡Gran expresión! Prodigio de la síntesis. Ninoshka, lo que nos da lástima es a veces una gran oportunidad. Además, el sexo está en los hombres pero también en tantas otras partes. Hazme tu diario (aquí solo se muere de la "petite morte").

    Elisa/escarpada/lisa/sinuosa: Tus adjetivos debieran ser sinónimos. Mezclarse hasta no discernir. Estas fotografías las proyectamos en las paredes del cabaret babilónico. Una raíz de mis ojos, resuelta.

    Media-Verónica-que-me-deja-de-vuelta-y-media: Y yo te vi y me gustaste. Compartimos la pólvora de la impaciencia.

    Laura: Te tendemos la cama con aroma a jazmín, para que flotes esta noche. El aroma se toca. Flotando nos rozamos. Este palacio es profano a más no poder. Fue una de nosotras la que ayer quiso partirle la boca al Papa, pero contra el piso. No creas otras versiones.

    Susana: ¡Por las sagradas putas que serán y han sido! Qué torrente, que delicadeza, qué navajas de plata. Te lo pido. No me dejes. Aquí olemos las delicias al instante. Y te hemos olido, fascinadas.

    María Jesús: Sí, somos malísimas ... pero acá llegó Manel y nos tapó la boca. Y no nos olvidemos de Miguel Ángel, al que ya le pedí una camisa y una de sus corbatas y de De Vierde Man ... También hay una Tortuga Bicéfala merodeando. Su doble condición es para nosotras un desafío. Te declaramos hechicera de Babilonia.

    Manel: Qué decirte. No solo mis letras se pusieron nerviosas. El neón y los caracoles lo has puesto donde deben estar. Una reverencia unánime desde el cabaret.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los rincones de tu palacio. Y si he llegado a tu alcoba, échale la culpa a la música...

    acepta mi lengua como signo de cortesía

    ResponderEliminar
  11. En mi primera visita y visto lo visto, te regalo una biznaga. Un beso, sin ternuritas.

    ResponderEliminar
  12. Mi dEsoRden: Guardo tu lengua bajo mi almohada. Tu música es la mía. Fumo en el jardín acunada por Portishead, mientras P.J. me acaricia el pelo.

    Thornton: Qué bien que está tu club. Qué maravilla de integrantes. A varios los conozco y me rindo a sus pies. Quedan invitados a una última copa en el cabaret, con y sin ternuritas. Tu beso me lo llevo en el fondo de mi copa.

    ResponderEliminar

DAME TU LENGUA.